7 razones para que los niños tengan una mascota.

Tener mascotas en casa es un beneficio tanto para niños como para adultos. Es increíble saber las miles de razones que existen para tomar la decisión de tener a un ser especial que alegra los días y las noches.

Generalmente, todos los niños sueñan con tener una mascota, sea gato, perro, ave, una tortuga un pez, o algo aún mejor, tener varios animales en casa; él sólo está pensando en el amor y en los juegos que pueda practicar con su nueva compañía. Lo que hay que saber, es que existen otros beneficios que tal vez muchos adultos no sepan, aquí hay una pequeña lista de 7 de los innumerables que existen:

  1. Menos enfermedades respiratorias: Contrario a lo que muchos creen, los niños que crecen con perros tienen menos posibilidad de desarrollar alergia o un asma común, ya que, según un estudio, los microbios dentro del polvo que se asocia a casa con perros, puede colonizar el tracto gastrointestinal y proteger al niño contra el patógeno asma génico VRS que se conoce como una enfermedad ligada al sistema respiratorio que tiene que ver con la inflamación de la vía respiratoria.
  2. Disminución de la presión arterial: Esto no ayuda solamente a los niños, sino a los adultos también. Según una investigación realizada en la Universidad de Maryland, demostró que tener un perro en casa se asocia directamente con una presión arterial sistólica (aquella generada cuando el corazón se contrae) y diastólica (cuando se relaja).
  3. Comodidad de aprendizaje: Muchas veces cuando el niño empieza a leer puede sentir presionado tanto por sus padres, profesores, etc. Para que esto no suceda, se le puede aconsejar que le lea a la mascota, ya que ésta no le va a reprochar, interrumpir o presionar para que lo haga de una manera diferente.
  4. Responsabilidad: Tener una mascota no es solo para jugar y darse mimos, también es para tener cuidado, con ella se adquiere un grado de responsabilidad que le ayudará al niño a entender y comprender más lo que es ser una persona responsable.
  5. Control y habilidades: Los niños que tienen mascotas suelen mostrar un mayor control a sus impulsos, además de mejorar sus habilidades sociales, su relacionamiento. Con una mascota, el niño sube su autoestima.
  6. Amor familiar: No es un secreto que tener una mascota refuerza el vínculo del amor entre hermanos y con toda la familia. Aprender a compartir, a amar y a respetar son unos de los mayores y valiosos beneficios.
  7. Disminuye la soledad: Tener una mascota ayuda en los momentos de tristeza, ya que existe una compañía por parte de él. Además, acariciar a una mascota reduce el estrés y la ansiedad.

Y como siempre se recomienda, adopta, no compres.

Fuente: www.veoverde.com

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *