Alimentación correcta durante la gestación.

No es un secreto que uno de los mayores temores de las mujeres embarazadas es engordar durante esta maravillosa etapa de la vida. Es importante que se adquieran unos hábitos de alimentación saludable para poder llevarlo de la mejor manera.

Aquí lo fundamental es aprender a diferenciar los alimentos grasos, que están excedidos de azúcar y los saludables y equilibrados pues así, podrás mantener un embarazo deseado sin sufrir por esos kilos de más que tanto atormentan.

Los carbohidratos te dan la energía que necesitas para que tu organismo y el de tu bebé se encuentren bien. Éstos deben hacer parte de la mitad de las calorías diarias que consumes en tu dieta del embarazo. Debes tener en cuenta que se clasifican en simples, presentes en glucosa o fructuosa y están en el azúcar, la mermelada o la miel; los complejos son los que son de más lenta absorción y se encuentran en el pan, la pasta, el cereal, el arroz o la avena.

Las proteínas son fundamentales para tener una alimentación correcta durante el embarazo ya que ayudan a que las células se desarrollen además del sistema inmunitario del bebé. Se encuentran en la leche, los huevos, la carne o los pescados y tienen alto valor para el crecimiento y desarrollo del bebé durante la gestación.

Las grasas debes ingerirlas con mesura pues si ingieres demasiadas, podrías padecer exceso de peso. Sin embargo, ponerse a dieta y eliminar totalmente las grasas del menú tampoco es bueno durante el embarazo.

Existen grasas necesarias para el desarrollo del bebé como las Omega3 que están presentes en todos los pecados azules y que ayudan al sistema neurológico del feto. Por lo menos 3 veces a la semana inclúyelo en tu dieta, sin embargo, evita el atún y el pez espada porque tienen alto contenido de mercurio.

Vitaminas. Es normal que el ginecólogo te recete algunos suplementos vitamínicos para asegurar que diariamente tengas la dosis que necesitas de vitaminas pero es recomendable que ingieras entre 2 a 4 piezas de frutas diario. Todas las vitaminas son buenas durante la gestación pero intenta no consumir tanto vitamina A, pues no se disuelve en el agua lo que no garantiza ser eliminada en la orina. Su abuso puede causar problemas de malformaciones en el feto.

Finalmente si lo que quieres es no engordar durante tu embarazo debes sacar de tu cabeza el famoso mito de que “hay que comer por dos”. La realidad es que sí debes comer para dos personas pero no duplicar las cantidades de alimentos.

Comer 5 veces al día en pequeñas cantidades te ayudará demasiado a mantener tu figura, puedes repartirlos así: desayuno, media mañana, comida, merienda, y cena. Bebe mucha agua, al menos 2 litros diarios pues será beneficioso para ti, para el embarazo, para el feto, etc. Lo mejor de todo es que te mantiene hidratada y evita la aparición de esas molestas venas varices.

Fuente: http://www.guiainfantil.com/

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *