¿Qué aporta la neurociencia al aprendizaje?

Aprender, se puede decir que es “sobrevivir” y desde tiempo atrás nuestros antepasados nos lo han demostrado. El hombre aprendió a hacer fuego para calentarse, cocinar y así enfermase menos; aprendió también a cultivar la tierra para asegurar su alimento y construyó viviendas que le permitiera refugiarse. La neuroeducación es mirar la evolución biológica y así aprender de ella para aplicarla a los actuales procesos educativos.

Para nadie es un secreto que hoy día el cerebro todavía sigue siendo un órgano desconocido, pero los avances en el tema de la neurociencia han permitido conocer y comprender un poco cómo funciona y el papel tan importante que cumple para la adquisición de nuevos conocimientos. Además, se ha comprobado que la experiencia es la mejor aliada al momento de aprender y de apropiar conocimientos.

El cerebro de las personas es un órgano al que le gusta procesar patrones, es decir, entender cosas que se repiten siempre de la misma forma, pues esa es la manera que tiene para enfrentar al mundo que está a su alrededor, lo entiende y lo adopta suyo. La demás información que se pueda generar a lo largo del tiempo, si no se realiza a través de dichos patrones, se guarda en una parte más profunda del cerebro; es por esto que es recomendable que la enseñanza se realice a través de diferentes actividades repetitivas y que rompan la monotonía.

La neuroeducación afirma que es importante que durante los primeros años de vida, los niños estén en contacto con la naturaleza y todo lo que los rodea, es fundamental que los padres no pretendan que ellos estén quietos en un solo lugar, déjalos explorar, conocer, tocar, palpar; que conozca el mundo desde su propia forma de verlo es fundamental para su correcto aprendizaje.

Además ayuda a regular el aprendizaje de manera emocional para evitar que las personas se desmotiven y le pierdan el interés y lo mejora a través de herramientas que ofrecen contenidos que captan la atención del bebé como Método Bebé Políglota, que con música neurolongüística, animaciones 3D, imágenes y divertidas actividades, potencia toda la inteligencia de los menores.

Fuente: http://www.isep.com.co/

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *