Aprendiendo a comer solo.

Para nadie es un secreto que la vida de un bebé sufre muchos cambios, no ha salido de una etapa y ya está entrando en la siguiente y es normal; es su ciclo de vida. Si cuando nacen hay que estar pendiente de todo, cuando crecen, es más intensivo pues inicia una etapa en la que los adultos a cargo están en la ardua tarea de inculcar los hábitos que los van a acompañar el resto de la vida.

Comer es una de las cosas que se puede afirmar que la mayoría realiza, por esto, los modales son fundamentales para la vida. Cuando inicies este proceso con tu bebé no olvides tener mucha paciencia, debes tener en cuenta que es la primera vez que lo va a hacer en su vida y que no está preparado.

Para que el bebé comience a comer solo es recomendable que se le permita tener una cuchara y que la persona que le está dando de comer tenga otra en su mano para darle el alimento al niño mientras él hace el ejercicio de hacerlo por sí mismo.

Según la psicóloga María Isabel Correa, “una de las mejores formas de crear el hábito es hacerlo como un momento divertido, pero sin caer en el juego. No hay que permitirle jugar con la comida o que la tire intencionalmente del plato”.

Hay que tener en cuenta que para que el niño encuentre en la comida un placer, no hay que presionarlo pues así no querrá comer jamás pues va a sentir que es una obligación. Deja que coma a su ritmo, la cantidad que prefiera y la manera en la que se sienta más cómodo.

Una de las maneras más fáciles para que logres que tu bebé empiece a comer por sí solo es brindándole alimentos que sean agradables para él, no lo obligues a comer lo que no le agrada porque tendrá consecuencias futuras.

Es importantísimo tener en cuenta que no se debe premiar al niño por comer pues así se mal acostumbra y empezará a chantajear a los padres con el alimento.

Fuente: http://www.abcdelbebe.com/

 

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *