Asignación de labores caseras.

Un estudio afirma que las labores caseras generan en los niños sentidos de organización, responsabilidad, planificación y capacidad de solucionar problemas rápidamente. Cosas como tender la cama, organizar la habitación, la ropa son actividades básicas que se deben inculcar en los niños desde edades tempranas.

Según un estudio liderado por Martha Rocío González, psicóloga y docente de la facultad de Psicología de la Universidad de la Sabana; y el profesor Jorge Larreamendy, del Departamento de Psicología de la Universidad de los Andes que constaba con la participación de 180 madres de familias bogotanas, 90 de estrato alto y 90 de estrato bajo con niños de 1 a 12 años de edad arrojó lo siguiente:

“En ambos niveles encontramos que la actividad preferida de las madres es que sus hijos tiendan la cama, recojan sus juguetes y hagan su maleta para el día siguiente. A medida que crecen, se les pueden asignar tareas más complejas”.

Para dicho estudio se tuvieron en cuenta por un lado, las labores que se realizan en familia y para el hogar como ayudar a poner la mesa, limpiar el polvo o preparar onces y por el otro lado labores como arreglar la habitación y alzar la ropa sucia.

Se halló que los niños de 4 a 6 años realizan labores como alistar su propia ropa, preparar su lonchera y ordenar sus juguetes. Los de 7 a 9 años barren, limpian el comedor o el polvo y los de 11 a 12 años lavan la loza.

Es importante que los niños desde la primera infancia tengan contacto con estas labores, que son sencillas y que les ayuda a inculcarse valores como la responsabilidad, el respeto por el otro, el orden y la solución de problemas.

Fuente: http://www.abcdelbebe.com/             

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *