Beneficios de la leche materna.

Si tuvieras la oportunidad de dar a tu bebé una vacuna natural que lo proteja de muchas cosas malas, ¿lo harías? Posiblemente tu respuesta a esta pregunta sería ‘sí’. Aunque la ciencia no ha podido crear un antídoto milagroso, la naturaleza tiene algo que aunque no lo es, se acerca demasiado: la leche materna.

Ésta se ha ganado el título del “alimento ideal” porque tiene una composición que es justa para las diferentes etapas de desarrollo de los bebés y además tiene beneficios para su sistema inmunológico y su salud; como por ejemplo la prevención de la obesidad y aporta a un mayor coeficiente intelectual.

Aquí te presentamos algunos de los grandes beneficios que obtendrá tu bebé:

  1. Calostro: Las primeras gotas de leche materna que recibe tu bebé juegan un papel fundamental en su desarrollo y, como se dijo anteriormente, en su sistema inmunológico. Esta leche de apariencia blancuzca y amarillenta se llama “calostro” y aunque no lo creas, es rica en nutrientes y anticuerpos que tu bebé necesita cuando nace. El calostro tiene una sustancia llamada inmunoglobulina secretora que es la encargada de formar una capa protectora sobre las membranas mucosas en los intestinos, nariz y garganta del bebé, en las partes más susceptibles de contraer cualquier virus.
  2. Previene el síndrome de muerte súbita infantil: A pesar de que la causa de muerte súbita infantil no se conoce a ciencia cierta, las estadísticas sobre lactancia materna arrojan que los bebés que toman dicha leche tienen un resto entre el 60% y 73% menos de sufrirla.
  1. Es el alimento ideal: Ofrece la combinación ideal de nutrientes para el bebé incluyendo vitaminas, proteínas y grasas que necesita. Además su composición cambia y se adapta perfectamente a las diferentes etapas de desarrollo por las que pasa el pequeño.
  2. Defensa contra riesgos en su medio ambiente: La leche materna contiene anticuerpos que le ayudan a tu bebé a enfrentar diferentes virus, bacterias e infecciones. Debido a que viene de la madre, éstos que se transmiten son los que le permiten combatir a tu bebé lo ya mencionado.
  3. Bebés más saludables: Los bebés que se alimentan con leche materna durante los primeros seis meses de vida tienen menos infecciones en el oído, enfermedades respiratorias y molestias digestivas.
  4. Mayor coeficiente intelectual: Según un estudio publicado en la revista ‘Obstetricia y ginecología’, se afirma que los bebés que empezaron a comer otros alimentos desde los 4 meses de vida duraron más tiempo en aprender a gatear y a caminar respecto a los que solamente consumieron leche materna. Al alcanzar los 6 años de edad, los niños que tomaron leche materna solamente obtuvieron 7.5 puntos más en una prueba realizada de coeficiente intelectual verbal.
  1. Prevención de alergias: Los bebés alimentados con leche materna también sufren menos alergias a los alimentos, factores ambientales y en la piel. “La liga de la leche” afirma que la lactancia materna previene las alergias por dos razones: la primera, porque el bebé está expuesto a menos alérgenos en los primeros meses de vida, que como se conoce, es la etapa más sensible; y segundo, porque la protección que ofrece el calostro evita que potenciales alérgenos penetren el sistema del bebé.
  2. La leche materna es más fácil de digerir: Previene incomodidades en el bebé relacionadas con su sistema digestivo, incluyen diarrea, estreñimiento y cólicos.
  3. Previene la obesidad: Como la leche materna contiene la nutrición exacta que tu bebé necesita y la cantidad que consume es auto regulada, tu pequeño tiene mayores posibilidades de aumentar al peso justo y comer únicamente lo necesario.
  4. Beneficios a largo plazo: La nutrición en las primeras etapas de la vida del bebé es determinante en su desarrollo del sistema inmunológico. A largo plazo la leche materna ayuda a proteger al bebé contra algunos tipos de cáncer infantil, diabetes, presión arterial, altos niveles de colesterol, y como se ha mencionado, enfermedades en los intestinos.

Fuente: http://embarazoyparto.about.com/

 

Share this post

Comment (1)

  • Celia Reply

    Muy buen aporte. Gracias por compartirlo.

    enero 10, 2020 at 12:47 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *