¿Qué hacer cuando el bebé le dice ‘no’ a todo?

‘¿Quieres helado?’ – ‘¡No!’- ‘lávate los dientes’- ‘¡No!’. No importa lo que le preguntes al niño, su respuesta siempre va a ser un rotundo ‘no’. A este tipo de negaciones se les conoce como la etapa del no y no sólo es algo raro, sino común. Pero no te angusties, significa que tu hijo dio un gran paso y ya está siendo más independiente y autosuficiente.

Si esto te está pasando, no te preocupes, cuando los niños dicen ‘no’ lo que están haciendo es fortaleciendo su propia individualidad. Esto suele darse alrededor de los 15 meses de vida, cuando ellos empiezan a experimentar, a provocar situaciones para ver qué ocurre, a poner a prueba a mamá y a papá. No es que te lleven la contraria por diversión, sencillamente es una forma de aprendizaje.

Aunque no se está perdiendo autoridad, sí se pueden controlar estas situaciones. Es importante saber por qué el niño se niega a todo lo que le dices y existen varias razones: está cansado, se siente inseguro, quiere tu atención, se siente frustrado y la más importante, está forjando su personalidad.

Te debes estar preguntando cómo controlar estas situaciones, pues bien, ten en cuenta lo que viene a continuación:

  • Dale otras alternativas. Si no quiere ponerse por ejemplo una camisa azul, deja que escoja la que mejor le parezca; son niños y sus decisiones no son perjudiciales.
  • Ojo con el exceso de reglas. Cuando los niños tienen demasiadas normas que cumplir, puede que en lugar de hacerlas todas se vuelvan desobedientes e intenten no ser controlados.
  • No decir NO a todo. Si tú continuamente le dices ‘no toques eso’, ‘no te subas ahí’, ‘no hagas esto y lo otro’, ¿qué otra respuesta esperas de él cuando te diriges a decirle algo? Puedes utilizar ejemplos para que él caiga en cuenta de que si hace algo malo, le va a pasar algo malo. Por ejemplo, ‘si te subes a ese sillón te puedes caer y hacerte daño’.
  • Respeta las rutinas del niño. Si sabes que no ha descansado bien o tiene hambre es claro que estará más nervioso, déjalo tener su espacio.
  • Lo que te resta es respirar hondo y no perder la cabeza, debes poner de tu parte para que todo se calme y puedan tomar la situación de la mejor manera.

Fuente: http://www.guiainfantil.com/

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *