¿Cómo estimular el cerebro de un niño con síndrome de Down?

Durante los primeros meses de vida, el cerebro de los bebés experimentan una actividad frenética, es decir, dentro de él se están formando todas las conexiones neuronales que determinarán cuáles son sus habilidades y capacidades. Por todo esto es que es importante reforzar un aprendizaje con ejercicios que estimulen sobre todos en bebés que tienen síndrome de Down.

Muchos padres se cuestionan si es necesario reforzar el aprendizaje que los niños reciben en el colegio desde casa y la respuesta es sí. Nada mejor que desde el hogar los padres ayuden a estimular y a desarrollar las capacidades de sus hijos.

Implementar actividades de estimulación con el bebé desde la casa es muy sencillo. El tiempo, el cariño y la paciencia son los ingredientes principales.

EJERCICIOS DE PSICOMOTRICIDAD.

Es claro que todos los bebés sin distintos y cada uno tiene cosas diferentes para reforzar en cuando a conocimiento pero existen tres pilares que se pueden considerar generales: psicomotricidad, lenguaje y área cognitiva.

Uno de los principales problemas que tienen los niños con síndrome de Down es baja musculatura o flacidez generándoles problemas para gatear, controlar el peso de su cabeza o mantener el equilibro mientras están sentados. Es por esto que se plantean estas actividades:

  • Colócalo boca abajo y motívalo para que mire hacia arriba, hacia adelante, hacia los lados.
  • Cuando esté boca arriba cógelo de sus manos para que se intente sentar.
  • Muéstrale juguetes y anímalo a que los coja mientras está boca arriba.
  • Ponlo boca abajo y coloca a una distancia moderada juguetes llamativos que sabes que va a querer agarrar.

EJERCICIOS PARA ESTIMULAR EL LENGUAJE.

Para este aspecto se pueden realizar estos ejercicios:

  • Párate frente a él con algún juguete llamativo y ve mostrándoselo de derecha a izquierda, de arriba abajo lentamente. Puedes también llevarlo cerca de sus ojos, lejos o incluso esconderlo. Todo esto activa la atención focalizada y sostenida.
  • Cuando el bebé pueda musitar palabras como “agu –gu”, “pa – pa”, entre otras, no dudes en halagarlo y abrazarlo. Felicitarlo lo estimula a que lo diga muchas más veces.
  • Juega con él en el espejo a realizar expresiones de “sorpresa”, “alegría”, “tristeza” movimientos con los labios y la lengua.

Y para ayudarle a diferenciar los sonidos puedes hacer lo siguiente:

  • Haz que busque algún objeto que haga ruido.
  • Muéstrale sonidos de animales con su imagen respectiva.
  • Haz que escuche la voz de la mamá en otra sala durante unos minutos para que luego aparezca frente a él.

Fuente: http://www.serpadres.es/

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *