Inteligencia abstracta.

La inteligencia abstracta es la capacidad de descifrar y comprender cualquier acción de la vida. Por ejemplo: para abrir una puerta, se debe saber que existe una llave para abrirla, en dado caso que no existiera, se crean diferentes situaciones como entrar por la ventana o llamar un cerrajero, (imaginarios). A este proceso mental es a lo que se le llama inteligencia abstracta, que vendría siendo la inteligencia que permite ver más allá y encontrar en imaginarios distintas soluciones a una misma situación.

Este tipo de inteligencia se complementa con la inteligencia práctica, que es la que consiste en reconocer los pasos que hay que seguir para alcanzar un objetivo. Favorece y perfecciona el aprendizaje de tareas que se realizan con el cuerpo, como bailar, hablar un idioma o realizar un oficio.

Hay otro tipo de inteligencia que es la inteligencia emocional, según Daniel Goleman, especialista en psicología, este tipo de inteligencia ayuda a expresar sentimientos y conocerlos. Al fusionar estos tres tipos de inteligencia, se alcanza la inteligencia integral, que es por medio de la cual el hombre alcanza a tener un desarrollo pleno y equilibrado.

La capacidad de una persona para analizar e interpretar la información normalmente se mide por medio de los exámenes verbales y orales. El razonamiento verbal no es el único factor considerado en la medición de la inteligencia ya que se compone también del razonamiento abstracto no verbal.

 Fuente: www.astrogreen.es 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *