La falta de cariño hacia los bebés.

Es claro que en las primeras etapas de vida el afecto que recibe el bebé incide directamente en la sinapsis que ocurre en su cerebro, entonces, si los estímulos que le llegan son positivos, pues va a tener una reacción buena, igualmente en el caso contrario.

Un niño que es infeliz, al que no cuidan, no le prestan atención y que se sienta falto de cariño no tendrá el mismo desarrollo neuronal que uno que sí reciba dicha atención, amor y cosas positivas. Es por esto que los padres deben ser muy conscientes y que cuando tomen la decisión de traer un niño al mundo lo hagan pensando siempre en su bienestar, en el amor que le van a brindar.

Hay que tener en cuenta que el amor y el afecto no solamente repercute en las emociones y las conexiones neuronales de las que se habla anteriormente, mamitas, también repercute en el crecimiento del pequeño.

Es importante tener claro que la falta de cariño tiene representación en el funcionamiento del sistema endocrino de los niños, que es el que está compuesto por un grupo de órganos y tejidos que se encarga de secretar las hormonas que el cuerpo necesita para funcionar de manera correcta.

Dichas hormonas que viajan por toda la sangre hasta recorrer todo el cuerpo, tienen a cargo diversas funciones, entre ellas, el crecimiento. Es entonces cuando se concluye que si un niño no recibe el amor y la atención necesarios, se deprime, se estresa y este estrés obstaculiza la producción de la hormona del crecimiento explicada en el párrafo anterior.

Cuando se habla de retraso en el crecimiento se hace alusión al peso corporal y a la talla de su cuerpo. Este retraso es un problema que puede ser fácilmente diagnosticado por pediatras y existe un tratamiento con medicamentos.

Entonces es hora de dar amor, dedicar tiempo, compartir momentos recreativos y lúdicos, ayudar, comprender, y todo lo bueno que un niño se merece en esa hermosa etapa de vida por la que atraviesa, pues solo se es niño una vez en la vida.

Fuente: http://eresmama.com/

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *