Las etapas del multilingüismo.

Cuando los niños empiezan a hablar cometen muchos errores lingüísticos que son normales por la edad que tienen y por la confusión que le generan las palabras, las oraciones y a su vez armar frases enteras: “mi mamá condució hasta el colegio”, “me distrajieron en clase”, etc.

Muchos padres siempre se preguntan el por qué sus hijos están hablando de esa manera, por qué están hilando palabras así. La respuesta que da la psicolingüística es que ellos aprenden las estructuras sintácticas de la regla y las aplican sin preocuparse por las excepciones. De esta manera, empiezan a convertir los verbos regulares en irregulares, y a confundir palabras.

Pero eso no solo sucede con los niños monolingües, es decir, los que hablan un idioma. Los que hablan más de uno también cometen estos errores para poder entenderlo mejor, se explicarán a continuación las 3 fases en la evolución del aprendizaje de los niños que hablan más de 1 idioma.

  • Léxico compartido: Los niños que hablan más de un idioma no diferencian el vocabulario de uno o de otro y empiezan a mezclarlos y a utilizarlos indiscriminadamente, en pocas palabras, piensan que es un solo lenguaje, por tanto, hacen uso de los recursos léxicos que tengan. En esta etapa o fase, los menores establecen las diferencias por medio del contexto, por ejemplo, dicen “Apple” al hablar de una manzana, pero cuando la dibujan, dicen “manzana”. Y es normal, pues en esta etapa el niño lo que hace es mezclar el vocabulario, pero no porque no sepa que está tratando más idiomas, sino porque a veces le faltará vocabulario y se valerá de lo que sabe.
  • Reglas morfosintácticas compartidas: Es normal ver a los niños que saben más de un idioma usar, como se dijo anteriormente, palabras de ambos lenguajes; pero no te preocupes que no es un fenómeno de interferencia, sino es algo normal del aprendizaje. De hecho algo así ocurre con los niños que solo hablan un idioma. Aprenden las normas gramaticales pero no son capaces de diferenciarlas de las excepciones a la regla, sueltan palabras indiscriminadamente mientras aprenden cómo se hace correctamente.
  • “Una persona, una lengua”: Durante esta etapa los menores ya son capaces de distinguir las dos lenguas a nivel morfosintáctico pero exigen que las personas que les hablen, lo hagan en una sola lengua, de esta manera, logran modelos lingüísticos claros.

Así que si tú, como padre de familia quieres que tu bebé empiece a saber más de un idioma, no tienes que esperar a que crezca o sea más grande, desde ahora tienes la posibilidad de inculcarle algo que le va a durar toda la vida; como Método Bebé Políglota, un entrenamiento neuronal multilingüe que potencia toda la inteligencia de los niños a través de las bases de 7 idiomas para que en un futuro les sea más fácil aprender cualquiera que quieran.

Fuente: http://www.serpadres.es/

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *