Durante los primeros años el cerebro se desarrolla como nunca en la vida

Nuestro cerebro está compuesto por neuronas. Las neuronas son células que conducen los impulsos nerviosos. Estas crean conexiones con las demás células del cuerpo, por medio de las experiencias y la estimulación. Durante los primeros tres años principalmente, estas conexiones estructuran la arquitectura cerebral para toda la vida. Las conexiones que se formen durante los primeros años, determinaran la capacidad de aprendizaje, el bienestar y la salud del bebé para el resto de su existencia. Por eso, los expertos insisten en la importancia de la estimulación temprana.

El cerebro de un bebé empieza a desarrollarse desde el vientre de la madre, desde la concepción. Los cerebros de los bebés al nacer tienen alrededor de 100.000 millones de neuronas, pero pocas conexiones. A medida que van creciendo, se van creando estas redes gracias a la estimulación y las experiencias. A los 4 años, se estima que los niños tienen alrededor de mil billones de conexiones. Durante los primeros años, el cerebro logra conexiones neuronales a la mayor velocidad de lo que lo hará durante el resto de la vida.

En conclusión, los primeros años marcarán las capacidades cognitivas, la salud y el bienestar del bebé. Sin son bien aprovechados, el niño puede desarrollar demasiadas conexiones que impactarán positivamente durante el resto de su vidas. Bebe Políglota es un método de entrenamiento neuronal que está comprobado científicamente, gracias a un estudio llevado a cabo en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid. Este entrenamiento neuronal ayuda a crear millones de conexiones, además de hacerlo con las bases de 7 idiomas. Este Método repercute positivamente en el futuro del niño, haciendo personas más inteligentes, multilingües y preparadas para el mundo actual.

Fuente: www.bebesymas.com

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *