Los riesgos y beneficios de la natación en bebés

La natación es uno de los ejercicios más adecuados para tu bebé. Los recién nacidos evidentemente no tienen la capacidad de caminar, pero sí la de sumergirse en el agua y moverse así no sepan nadar. La natación es uno de los ejercicios más completos, pues se ejercitan casi que la totalidad de los músculos del cuerpo y se expanden los pulmones gracias a la presión del agua. La natación tiene muchos beneficios, pero también hay riesgos que se deben tener en cuenta y se pueden prevenir con la atención adecuada.

Beneficios de la natación:

Cuando metes tu bebé al agua, ellos intentan mover sus bracitos y su cuerpo para poder mantenerse a flote. Fácilmente aprenderán a flotar. La natación ejercita sus músculos y los fortalece, por lo que el recién nacido seguramente aprenderá a gatear y a caminar más rápido. Desarrollará estas habilidades gracias a que la natación también ayuda con la motricidad, con la alineación postural, la coordinación, el equilibrio y las capacidades sensoriales. También mejora la capacidad cardiorrespiratoria.

No solo la parte física se beneficia. El hecho de estar en el agua, estimula su independencia, la confianza en sí mismo y desarrolla su capacidad de comunicación y socialización al tener que pedir asistencia. Todo esto sucede mientras él bebe se divierte jugando en el agua. Sin embargo, no todo es bueno y también existen ciertos aspectos a  cuidar que debes tener en cuenta.

Riesgos de la natación:

Hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta si vas a meter a tu bebé a una piscina. Todas estas son fáciles de prevenir, llevándolo a un lugar donde tengan un adecuado sistema de desinfección y mantenimiento del agua. Si no hay condiciones de sanidad, es posible que tu bebé pueda adquirir conjuntivas química o infecciosa. La primera debido al cloro, la segunda por una infección. Es posible que le den hongos en los pies, diarreas o infecciones en la piel. Sin embargo, te recuerdo que depende del lugar al que lo lleves.

Hay otros riesgos que también se pueden prevenir fácilmente y no dependen de la calidad de la piscina. Puede que tu bebé sufra de hiperhidratación por tragar demasiada agua. Esto lo puedes evitar estando muy pendiente de él, lo mismo que el ahogamiento. Anualmente se presentan varios casos donde niños mueren ahogados en la piscina, pero para eso tu bebé tiene padres geniales que estarán muy pendiente de él. Ninguno de estos riesgos son razones de peso para no meterlo en una piscina, pues como ves, son muy fáciles de prevenir y son más los beneficios que obtendrá tu bebé.

Como te hemos comentado, la natación mejora la salud de los bebés en todos los aspectos. Recuerda que así como lo  ejercitas físicamente, también debes hacerlo mentalmente. Existe un método que está revolucionando el aprendizaje alrededor del mundo. Bebé Políglota estimula y desarrolla el cerebro de los niños, a través de las bases de 7 idiomas. Si deseas recibir atención personalizada y sin ningún costo sobre este método, déjanos tu número de contacto y ciudad donde vives en la sección de comentarios.

Fuentes: guiainfantil.com – bebesymas.com

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *