Miedos al dormir.

Es normal que los niños que están entre los 2 y 4 años de edad tengan el temor de encontrar a alguien debajo de su cama, le temen a la oscuridad y a dormir solos pues son los años donde la imaginación se dispara lo que significa que puede imaginar cualquier cosa y asustarse por ello. A esta edad pasan una buena parte de su tiempo sumergido en juegos de fantasía, con dragones, dinosaurios, etc.

Para el pequeño es muy difícil desconectar su imaginación cuando se va a dormir, incluso las cosas familiares a las que nunca les había prestado atención, como un cuarto a oscuras, lo alarman inmediatamente.

Tenerle miedo a las cosas, a la oscuridad, a los ruidos es una etapa normal que atraviesa el niño y dura más tiempo del deseado pues inicia cuando el niño tiene 2 años y puede durar hasta los 8 o 9 años. Además de tener una imaginación más amplia y creativa, los niños en edades preescolares también comienzan a entender que en el mundo existen varias cosas que les pueden hacer daño.

El trabajo que deben hacer los padres durante esta etapa es ayudar al niño a que encuentre diferencia entre un peligro real y algo que solo está en su cabeza, en su imaginación. Tal vez en ese momento no es mucho lo que tú puedas hacer por él pues es parte de su crecimiento, de su desarrollo pero en lo que sí puedes contribuir es en ayudarlo a que maneje esa imaginación que está latente para que pueda dormir mejor, pues los temores de estos niños inician durante el sueño.

Antes de dormir puedes implementar una rutina tranquila como por ejemplo tomar un baño caliente, contarle una historia tierna, ponerle una canción tranquila, quedase con él en su habitación hasta que duerma, etc.

Ya si has hecho todo lo posible por tranquilizarlo y todavía sigue temeroso pueda que sus miedos hayan cruzado una línea de un problema de desarrollo normal a una fobia o un problema de ansiedad y tendrás que buscar ayuda inmediatamente.

Para saber si es una fobia el niño empieza a llorar mucho y a conmocionarse más de un minuto siendo repetitivo, convirtiendo lo que se pensaría que es un miedo normal a algo más allá. Aprovecha la ayuda que el especialista te pueda brindar y sigue sus instrucciones al pie de la letra.

Fuente: http://espanol.babycenter.com/

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *