¿Qué revela la orina de los niños?

¿Alguna vez te has asustado por ver que la orina de tu pequeño se torna de un color más intenso? ¿O rojizo? Pues te contamos que todo tiene un porqué. Es sorprenderte saber que está relacionado con los alimentos y bebidas que se ingieren; y en el caso de los niños, es igual.

Según la cantidad de líquido que el niño ingiera, las comidas que incluyas en su dieta, los medicamentos que alguna vez le toque tomar o si tiene alguna infección, la orina cambia de tonalidad, incluso de color.

10 colores y cambios de la orina y sus causas.

  1. Transparente: Cuando la orina apenas tiene color o es prácticamente transparente, es porque el organismo ha recibido demasiada agua. Estar hidratado es importante, pero tomar mucha agua no es favorable para el organismo.
  2. Amarillo pálido: Este es el color normal de la orina, este color es señal de que los órganos funcionan correctamente y que el cuerpo está en el estado de equilibrio de la hidratación.
  3. Amarillo oscuro: Según la hidratación del cuerpo este color cambia y se oscurece. Si la orina es amarilla oscura, es síntoma de que falta algo de hidratación leve, es decir, que se debe beber más agua de la que actualmente se toma.
  4. Color miel o color ámbar: Este color indica que comienza a existir una deshidratación del cuerpo y que éste necesita más agua.
  5. Marrón claro: En este punto existe riesgo de deshidratación severa, dale agua a tu hijo con urgencia y si los síntomas persisten, es recomendable que visiten un médico.
  6. Rosado o rojizo: No es un secreto que es el color que más asusta y sus causas pueden ser varias, como por ejemplo, comer alimentos rojizos como arándanos. También puede ser por una presencia de sangre en la orina, y si es por eso se debe ir con un médico lo más pronto posible.
  7. Naranja: La orina color naranja está relacionada con varias cosas, entre ellas porque tu hijo necesita tomar más agua, también porque la comida que le diste tiene varios colorantes.
  8. Azul o verdoso: Este caso sí es muy extraño ya que este color en la orina está relacionado con una enfermedad genética, pero también con la presencia de una bacteria en el tracto urinario.
  9. Orina espumosa: Si es de vez en cuando, no implica problemas. Se da por la presión o la fuerza de la orina, sin embargo, si persiste durante el tiempo probablemente sea por un exceso de proteínas.
  10. Orina con olor fuerte: Muchos alimentos como espárragos pueden cambiar el olor de la orina. No pasa nada, es solamente efecto de los alimentos que el niño ingiere, no indica ningún problema de salud.

Fuente: http://www.guiainfantil.com/

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *