Táctica para saber cómo le fue a tu hijo en el colegio.

No es un secreto que los padres, al recoger a sus hijos en el colegio, lo primero que quieren saber es cómo les fue, si conocieron amigos nuevos, qué aprendieron, etc. Y por parte de ellos lo más probable es que salga un simple “bien”, no son todos, pues hay niños a los que le gusta hablar y contar detalles de su día a día, pero otros, más tímidos responden monosílabamente.

Para saber realmente el día de estos niños a los que no les gusta hablar, se plantean una serie de preguntas que hacen más amena una conversación de este tipo entre padre – hijo y que permiten de cierta manera lograr el objetivo de saber la verdad del tema:

  • ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor que te ha pasado el día de hoy?
  • Si mañana tuvieras la oportunidad de ser tú el profesor, ¿qué cosas harías en clase y qué cosas no?: Aquí se tiene claridad de qué fue lo que el profesor hizo en clase que al niño no le gustó o con lo que no estuvo de acuerdo y qué cosas le encantaron y lo hicieron feliz.
  • Si tuvieras una varita mágica, ¿a qué niños desaparecerías?: En esta pregunta conocerías qué niños no le agradan por X o Y motivo.
  • ¿Al lado de quién te gustaría sentarte en clase?: aquí sabrás qué persona del salón es la más allegada a tu hijo, con cuál de ellas se siente más a gusto.
  • Cuando llegaste del colegio parecías triste, ¿me quieres contar qué pasó?: Aquí le darás un grado de confianza a tu hijo pues está depositando en ti algo que lo aqueja desde el colegio. Si el niño por algún motivo no quiere dar respuesta a esto, no lo obligues, ya sabe que tiene tu confianza para hacerlo cuando se sienta preparado.
  • ¿Qué has hecho de interesante hoy?: descubre qué actividades hacen a tu hijo feliz, cuáles disfruta más.
  • ¿Qué clase te gustó más hoy?: Conoces más de cerca los gustos de tu hijo para el estudio, por dónde se inclina y cuáles son sus fuertes.

Es importante que todo esto lo hagas con amor y mucha paciencia. Si tu hijo es muy tímido, no lo vayas a obligar a que te cuente cosas que tal vez le aquejan y no se atreve, recuerda que todo es un proceso, primero bríndale la confianza de que sepa que te tiene ahí a su lado para sobrellevar cualquier adversidad y con el tiempo todo va mejorando.

Fuente: http://www.guiainfantil.com/

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *