Tips para evitar los celos en tu hijo por la llegada de un nuevo hermanito

Tienes apenas 4 años, eres el hijo único y el consentido de papá y mamá. Todo gira alrededor tuyo, eres el centro de atención. Cuando dijiste tu primera palabra, toda la familia lo celebró como nunca. Eres el héroe y casi todo lo que haces está bien.

De repente, te avisan que viene un hermanito. Por más que intentes comprender la palabra hermanito, lo único que logras entender es “rival”. Los meses de embarazo son tristes y confusos al ver la barriga de tu mamá gigante y notar que ahora ellos también se preocupan por lo que está ahí dentro. Antes te llevabas toda la atención. Ahora sabes que viene algo en camino de lo que tus padres hablan a cada momento y le dedican también un poco de tiempo.

Una vez nace y vez que la amenaza era real, retrocedes y empiezas a exigir el uso de pañal. Hay un nuevo integrante con el que toca compartir la atención. Empiezas a pedir de nuevo tu viejo biberón que ya habías dejado de usar. Ahora lloras con facilidad y estas más desobediente que de costumbre. Por momentos te pones triste y muestras negatividad ante la autoridad.

Todos estos sentimientos y actitudes son normales en los primogénitos cuando ven que un nuevo hermanito viene en camino. No tiene nada de malo que presenten algunos de estos comportamientos. De hecho, entre más pequeño sea tu hijo más propenso será a tomar estas actitudes. Sin embargo, si existen una serie de acciones que puedes emprender para que estos casos no sucedan o se minimicen. Hacer que la llegada de un nuevo hermanito sea una alegría para tu hijo sí es posible.

Consejos para que la llegada de un hermanito sea motivo de alegría:

  • Explícale todo lo que quiera saber sobre la llegada de su nuevo hermanito. Muéstrale fotos o libros sobre el embarazo y los fetos. Enséñale fotos tuyas embarazada cuando él estaba en la barriga. Responde a todas sus inquietudes.
  • Involúcralo. Invítalo a hablarle a su hermanito que aún está en el vientre, a que sienta las pataditas y que vaya a las citas médicas con el obstetra para que escuche sus latidos y lo vea. Nunca lo obligues. Pregúntale que nombre le gustaría que le pusieran, que te ayude a arreglar su cuarto y comprar los juguetes.
  • Pregúntale que espera de su nuevo hermanito. Puede que el esté esperando un compañero de juegos, y por razones obvias no lo será durante los primeros meses. Muéstrale fotos de cuando él era bebé y explícale que durante los primeros meses toca darle de comer, acostarlo y arrullarlo, tal como hicieron con él.
  • Desde mucho antes del nacimiento, cuéntale como será ese día. Quién lo cuidará el día del parto y que sucederá durante el proceso.
  • Dale un regalo por parte del bebé. Como si su hermanito menor hubiera llegado con un regalo. Dedícale tiempo el día del nacimiento y preséntale de cerca al bebé.
  • Déjalo que cuide a su hermanito, hazlo participe. Que le cante contigo, lo arrulle y le de comer si está en capacidad de hacerlo.
  • No cambies su rutina. Tu hijo se verá afectado si ve que las cosas cambian demasiado a su alrededor. Por tanto, en lo posible trata de continuar con su día a día.

Tanto papito como mamita deben dedicarle tiempo, para que no sienta que alguno de los dos lo está abandonando. Además, hay una actividad interesante que pueden realizar los dos, incluso desde que el bebé está en el vientre. El Método Bebé Polígota es un producto diseñado para explotar todas las habilidades de los niños, desde el 5 mes de embarazo hasta los 7 años. Además, es un entrenamiento cerebral a través de las bases de siete idiomas. Este increíble método lo pueden usar los dos para que sea una actividad compartida y empiecen a forzar ese hermoso lazo que se crea entre hermanos.

Si deseas recibir atención personalizada y sin ningún costo sobre este método, déjanos tu número de contacto y ciudad donde vives en la sección de comentarios.

Fuente: mbiologica.com

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *