El yodo en el embarazo influye en el coeficiente intelectual del bebé.

Es normal que durante el embarazo los ginecólogos receten a la futura mamá un suplemento rico en yodo, pues es conocido, que la falta de este mineral puede causar lesiones cerebrales en el bebé y enfermedades de tiroides en la mamita.

Además de todo esto, un grupo de científicos dentro del proyecto europeo Nutrimenthe, coordinado por la profesora Campoy Folgoso, determinaron que las madres con déficit de yodo durante la gestación, tienen hijos con un coeficiente intelectual tres puntos menos que los demás niños. Dichos resultados afirman que los niños nacidos con madres que tuvieron déficit de yodo durante su embarazo, a los 8 años, tuvieron una menor habilidad de lectura que los demás niños.

Ante esto resultados los expertos recomiendan tomar el suficiente yodo para evitar este tipo de resultados. Éste se puede encontrar en alimentos naturales como pescado, mariscos, productos lácteos, etc.

Cabe resaltar que los ginecólogos recomiendan durante la gestación y la lactancia la ingesta de yodo por lo que recetan un suplemento que la futura mamá ha de tomar a lo largo de 40 semanas de embarazo.

Y no es para menos, el yodo es esencial para el crecimiento, para el desarrollo cerebral, la regulación de ciertos procesos metabólicos y la síntesis de hormona tiroidea.

Fuente: http://www.guiainfantil.com/

 

 

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *